tu voluntad se cumpla

Dispuesto a cumplir tu voluntad, en todo momento. Solo posible con la ayuda de tu Gracia. Darte las gracias por todo lo que recibo de ti, por todo, pues todo es Gracia. Unirme a Cristo Jesús en la acción de gracias a Ti, de quien procede todo bien. Darte gracias por tanto bien como he recibido del hermano Carlos, de su vida, de su muerte, de su legado, de su espiritualidad, de su ser hermano universal, de su amor al islam, de su presencia callada, de su desaparecer en ti en medio de los hombres. Desbrozador de tu evangelio. Gracias, Señor, por tanto bien como sigue haciendo en este siglo XXI.

orante 4

 

Oración de abandono

Llamarte Padre, como te llamo en el Padrenuestro. Escribir cada día, literalmente, a mano, desde hace ya más de treinta  y cinco años, el inicio de la oración de abandono, la oración de Foucauld, para hacer una lectura creyente de lo que he vivido, para sentirme en brazos de mi padre, acurrucado en ti: Padre, me pongo en tus manos, haz de mí lo que quieras, sea lo que sea te doy las gracias. Estoy dispuesto a todo, lo acepto todo, con tal que tu voluntad se cumpla en mí y en todas tus criaturas. No deseo nada más, Padre.

orante 2

Orar en la noche

“El se retiró solo durante la noche para orar… Amemos, queramos, practiquemos según su ejemplo la oración nocturna y solitaria…

Mientras que todo duerme sobre la tierra, sólo para adorarte y estar arrodillado delante de Ti, diciéndote que te amo.

Horas en que, mientras todo se calla, todo duerme, todo está sumergido en las sombras, yo vivo a los pies de Dios, explayando mi corazón en su amor. Diciéndole que le amo, y Él respondiéndome que yo no le amaré jamás, por grande que sea mi amor, tanto como Él me quiere…

Carlos de Foucauld

en la noche