De libros: todo lo que era sólido

 (La clase “política” en España) Eligen fomentar la pertenencia ciega y no la ciudadanía electiva, la mitología y no el conocimiento histórico, el narcisismo quejumbroso y exigente y necesitado siempre de halago y no la responsabilidad, el clientismo y no la soberanía cívica, la grosería disfrazada de autenticidad y no la educación  la imagen y no la sustancia. Dejar que se desgrane la educación o fomentar abiertamente la ignorancia les permiten difundir mentiras y leyendas sin miedo a que les refuten.”

Todo esto, y muchas cosas más que nos reflejan y nos hacen pensar, que deberían abrir un debate ético en nuestra sociedad, las escribe Antonio Muñoz Molina en Todo lo que era sólido