Jesús no es una máquina expendedora

Eso lo sabemos, Jesús no es un máquina expendedora de salud, dinero, alegría… aún así queremos utilizarlo como si fuera tal. La oración para el bien común se ha convertido en la oración para el comercio. Y cuando Dios no nos escucha nos enfadamos.
Por favor, escúchate rezar, ¡Dios lo hace!