El amor universal de Dios

Cristianismo, Meditación 4 Comentarios »
40149 visitas

Aquel que me eligió desde el vientre de mi madre y me llamó por su amor bondadoso, me reveló quién es su Hijo, para que lo anunciase entre los gentiles.

Pablo de Tarso (Gal 1, 15-16)

san-pabloSaulo percibía el mundo como dividido en dos, por un lado los que pertenecían al pueblo escogido por Dios, los judíos y lpor otro os que no. Conocía bien a Jesús, sus seguidores eran herejes. Los perseguía, asediaba, daba caza, castigo y a veces muerte. Su conversión no consistió en recibir la fe en Dios, ya era un gran creyente, si no en la de recibir la fe en que Jesucristo es el Hijo de Dios. Desde entonces Pablo ya no volvió a hacer acepción de personas, todos estaban llamados a la fe en Jesús, judíos y gentiles.

Hoy muchos católicos seguimos percibiendo el mundo como dividido en dos, los que son de nuestra estirpe, iglesia, tradición, cultura católica y los que no. Son una amenaza los ateos, los musulmanes, los protestantes, los divorciados y vueltos a casar, los testigos de Jehová, los homosexuales… afilamos nuestros argumentos y les damos caza a nuestra manera. ¿Hasta cuando seguiremos agarrados a la antigua Ley? La nueva Ley, la de la libertad derriba las fronteras, nos descubre la imagen de un Dios que ama a todos sin hacer acepción de personas.

Señor, derriba nuestros sólidos argumentos punzantes con la fuerza de tu misericordia, que como a Pablo nos cautive la fuerza de tu amor universal y lo prediquemos a todas las personas con palabras y con obras. Amén



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , ,