Taizé II

Estamos abrumados por los discursos, por las polémicas, por el asalto de lo virtual. Actualmente, existe una zona opaca, y debemos liberar la certeza que surge de lo más profundo y anunciarla: la bondad es más profunda que el mal más profundo. Y no solo tenemos que sentirlo, sino que tenemos que darle un lenguaje. Y el lenguaje de Taizé no es la filosofía, tampoco el de la teología, sino el lenguaje de la liturgia.”

taize

Deja una respuesta