Sé implemente lo que eres: un pecador tremendamente necesitado de la misericordia amorosa de Dios. No necesitas nada para ser lo que eres. No necesitas ningún truco ningún artificio, ningún disfraz, solamente tu pobreza espiritual. No necesitas ser perfecto, ni siquiera bueno. Se simplemente el pobre que eres y ven. Déjate ser atraído hacia mi, por “Yo atraeré a todos hacia mi” (jn 12,32)

FK Nemeck/MT Coombs

Un comentario en «tú»

Deja una respuesta