Un educador cristiano debe respetar las leyes de la naturaleza

En Valencia terminamos ayer fiestas de fallas y hoy volvemos a las clases… a los profes nos conviene recordar ciertas cosas de vez en cuando:

Un educador debe respetar las leyes de la evolución física y psíquica del niño y del joven porque son la obra misma del Dios creador. Las leyes del mundo sobrenatural no contradicen a las leyes del mundo natural. Bajo el pretexto de enmendar las tendencias falseadas por el pecado original, un maestro no puede ni violentarlas, ni aniquilarlas; debe, en conciencia, someterse a las leyes psicológicas que rigen su expansión tanto como su enmienda. Brutalmente reprimidas, solamente se escapan y se refugian en la penumbra del subconsciente, donde corren el riesgo de falsear durante la vida entera el comportamiento moral del hombre y satisfacerse por caminos inconfesables y a menudo encubiertas por actitudes sedicentes sobrenaturales. Siempre repugnará al Marianista hacer autómatas muy exactos, porque nada está más lejos de los métodos divinos que la fabricación en serie.

Pedagogía Marianista de Hoffer


Marianistas

Un comentario en «Un educador cristiano debe respetar las leyes de la naturaleza»

Deja una respuesta