Voy a ser la madre de Cristo

A veces los amigos me preguntan que nos diferencia a los marianistas del resto de congregaciones o grupos de Iglesia. Una de las cosas que nos caracteriza es nuestra espiritualidad mariana. Pero, ¿qué es eso?
El pasado día 1 de enero, fiesta de la ‘Santa Madre de Dios’, Raniero Cantalamessa, predicador del Papa Benedicto XVI, hizo este comentario a la liturgia de ese día. De forma maravillosa condesa el matiz de nuestra espiritualidad: llegar a ser como María, para dar a luz a Jesús al mundo.

Por la fe, todos podemos engendrar a Cristo

platytera.jpg

Platytera de Rupnik

2 comentarios en «Voy a ser la madre de Cristo»

  1. Los maristas también nos caracterizamos por ese amor a María.
    De hecho una de las reglas de Champagnat es: ” Todo a Jesús por María, todo a María para Jesús”.
    La verdad es que no se lo que diferencia maristas de marianistas pero por lo que conozco se asemejan bastante

  2. Es el mismo Espíritu que inspiró a Champagnat y Chaminade, en el mismo tiempo y en el mismo país. Es la misma Iglesia que les ofreció de su tesoro inagotable para que ellos, según su originalidad, según su personalidad, según sus circunstancias y necesidades escogieran aquello que mejor se adaptaba a los tiempos. El resultado son dos dones, diversos y parecidos, para la Iglesia y para el mundo.
    Porque el Espíritu es el mismo y la Iglesia donde sopla la misma, las diferencias son menores que las semejanzas.
    Al final, tantas coincidencias son un regalo para ambos ¿No?

Deja una respuesta