En vela II

Sin categoría Dejar un comentario
8761 visitas

¡Ojalá se dignara el Señor despertarme del sueño de mi desidia, a mí, que, aun siendo vil, soy su siervo! ¡Ojalá me inflamara en el deseo de su amor inconmensurable y me encendiera con el fuego de su divina caridad!; resplandeciente con ella, brillaría más que los astros y todo mi interior ardería continuamente con este divino fuego.

San Columbano



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo






Leave a Reply

Nano Crespo
 
A %d blogueros les gusta esto: