En todo

Sin categoría Dejar un comentario

Todo mi ser enmudece y se pone a la escucha cuando la tierna ola de aire revolotea por mi pecho. Perdido en el vasto azul, a menudo lanzo mi mirada fuera, hacia el éter, y la adentro en el mar sagrado, sintiendo que un espíritu afín me abre sus brazos, como si el dolor de la soledad se desvaneciera en la vida de la divinidad. Ser uno con todo: esa es la vida de la divinidad y ese es el cielo del hombre.

Hiperión



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo






Leave a Reply

Nano Crespo
 
A %d blogueros les gusta esto: