Derechos del niño

Justicia, Paz e Integridad de la Creación Dejar un comentario
13842 visitas

Vivimos en el año 2007, a punto de comenzar el 2008, y aunque parezca mentira, en muchos lugares del mundo continúa existiendo la explotación infantil, la pornografía infantil, el abuso de niños…

Luchar por lo derechos de un niño es trabajo de todos: padres, familias, educadores, amigos y cualquier persona del mundo. Démosle a nuestros niños, a los niños del mundo, los derechos y el bienestar que nosotros hemos tenido.

DERECHOS DEL NIÑO

1. Derecho a la igualdad, sin distinción de raza, religión o nacionalidad.

2. Derecho a una protección especial para que puedan crecer física, mental, espiritual y socialmente libres y sanos.

3. Derecho a tener un nombre y una nacionalidad

4. Derecho a una alimentación, vivienda y atención medica adecuada.

5. Derecho a la educación y atenciones especiales para los niños física o mentalmente disminuidos.

6. Derecho a comprensión y amor por parte de las familias y de la sociedad.

7. Derecho a una educación gratuita. Derecho a divertirse y jugar.

8. Derecho a atención y ayudas preferentes en caso de peligro.

9. Derecho a ser protegido contra el abandono y la explotación en el trabajo.

10. Derecho a recibir una educación que fomente la solidaridad, la amistad y la justicia entre todo el mundo.

Declaración de los derechos del niño



Escrito por María Arias Cabello Bio de  María Arias CabelloEntradas escritas por María Arias Cabello






2 Responses to “Derechos del niño”

  1. 1
    Sonia Says:

    Las personas enfermas que maltratan a los niños, fueron niños maltratados tambien. Que no tienen conciencia de lo que es malo.

    Dios limpie esos corazonnes, y que esas personas hagan lo que Dios les pide, Amar a todos, y que ayuden a sembrar en los niños solamente amor

  2. 2
    Sejo Says:

    Siglo XXI:
    Sigue la explotación, abuso y abandono de los más pequeños.
    Gracias por publicar sus derechos, no esta mal recordarlos.
    Si hay algo que no soporto, que me duele como si en mis propias carnes se produjese, es precisamente el abuso de los mayores, la incomprensión y la insensibilidad hacía este doloroso tema, por no hablar de la pornografía infantil.
    Creo efectivamente que son mentes enfermas, y que debería la sociedad, obligar al estado a mantener un programa de rehabilitación, y educación con estos abusadores.
    Por mucho que nos duela, todos somos parte y jueces por omisión o por incomprensión. Pidamos también perdón por cerrar los ojos a estas barbaries.
    Un saludo:Sejo

Leave a Reply

María Arias Cabello
 
A %d blogueros les gusta esto: