Más que silencio

Sin categoría Dejar un comentario
7362 visitas

porque no obligamos al silencio a venir y establecerse; lo único que podemos hacer es ponernos en condiciones de recibirlo, en un estado de disponibilidad y de hospitalidad interior, lo cual requiere mucha atención y perseverancia, y sobre todo humildad; humildad que consiste en una tarea interior de salir de nosotros mismos; de vaciarnos largamente de nuestro yo; de aligerar enormemente nuestro espíritu, que tiene que desembarazarse de lo que le sobra, y de nuestros sentidos que tienen que depurarse y agudizarse a la vez. El silencio, para venir  desplegarse,  necesita espacio, un vasto y tranquilo espacio interior….

Sylvie Germain



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo






Leave a Reply

Nano Crespo
 
A %d blogueros les gusta esto: