Sólo El

Si el hombre no dice en su corazón: “sólo Dios y yo estamos en el mundo”, no consigue sosegar su corazón”

Abad Alonio, Apotegmas de los padres del desierto

Deja una respuesta