Medios de comunicación

Cristianismo, Noticias, Sociedad Dejar un comentario
16395 visitas

Me llama la atención el cristianos que están encantados con La Sexta y le escandaliza una TV de derechas que defiende una opinión.  Algunos siguen escudándose en las bromas para justificar el insulto y la blasfemia. Es el momento de que se deje de insultar al que tiene unos valores y los defiende, sea de derechas, de izquierdas o mediopensionista. Es la lucha del relativismo frente al pensamiento fuerte, que no tiene color político. Es el momento de que los cristianos aprendamos a defender nuestro derecho a proponer nuestros valores, pues no los imponemos a nadie.

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube
http://www.youtube.com/watch?v=lFKNR5QYCr8Imagen de previsualización de YouTube


Escrito por Pablo de Benavides Gabernet Bio de  Pablo de Benavides GabernetEntradas escritas por Pablo de Benavides Gabernet


Etiquetas:



6 Responses to “Medios de comunicación”

  1. 1
    Jorge Suárez Says:

    Gracias a Dios, que la iglesia cristiana es libre, y dentro de esa libertad, todos pueden hablar las pavadas que deseen, en mi esta, si las puedo tomar en consideración. Pobre los que hacen estos videos

  2. 2
    Julia Meucci M Says:

    ¡Vaya paciencia la que tuvo el Señor con los fariseos, aduceos, Herodes y afines! No eran figurones sólo de una época…. Cristo vino del misterio de Dios y al cristiano le roza ese misterio y para comprenderlo no es suficiente el conocimiento: hace falta Sabiduría y esa no la regalan en la Universidad, ni se compra en automercados y farmacias.

  3. 3
    yaneth Says:

    Horrible
    En el nombre de Jesucristo Nuestro Señor reprendo todo espiritu de burla y de blasfemia conra La Iglesia Católica.Amen.

  4. 4
    Guillermo Rodríguez Says:

    Si en un video manipulado sale el Presidente del Gobierno, por ejemplo, y canta cualquier canción irónica, probablemente no pase nada….(aunque algún miembro de su partido puede enfadarse)

    Si sale el Jefe de la oposición, haciendo lo mismo, probablemente no pase nada…(aunque algún miembro de su partido puede ofenderse)

    Y lo mismo el Rey (aquí con matices)…

    Si sale el cabeza de la iglesia católica, o de cualquier otra, es una fala de respeto, una blasfemia intolerable, un triunfo del relativismo, el laicismo agresivo, un ataque a los católicos…

    Y así con otras cuestiones.

    Es un tema complejo, muy complejo. Pero quizás se debe a que así como las ideologías, los cargos públicos, están sometidos constantemente a la crítica, más o menos contundente, las instituciones religiosas no lo han estado del miso modo, se ha tejido sobre ellas un manto de respetabilidad que no se osaba traspasar (por diferentes motivos, de creencias, de miedo, de respeto…)

    Pero la Iglesia, legítimamente, ha entrado y entra históricamente a plantear su visión de la vida, y opina, y se manifiesta y presiona a los poderes públicos, y a veces se equivoca, se contradice (porque la forman seres humanos) y otras no, y dice lo que está bien y mal, lo que es moral y no, lo que se debe hacer y lo que no. Legítimamente, insisto. está en su derecho. Pero, quizá, para sus fieles en primer lugar. No para todas y todos.

    Y en eso es normal que haya, también, críticas, a veces es cierto que contundentes, que pueden ofender o molestar (como cualquier otra a otras instancias). Es cierto. Y que deforman la realidad, quizás, la exageran, como esos espejos deformantes de los que hablaba Valle-Inclán.

    Pero me pregunto, también, si eso, esa crítica, no forma parte del juego democrático. Y, ojo, a mí también me puede molestar esa, y otra que vaya contra aquello en lo que yo creo… Pero, en parte, considero lógico que sea así. No todos piensan lo que yo pienso, ni creen en lo que yo creo.

    Si a una persona adulta se le dice que su afectividad con otra persona adulta, su amor, su cariño, sus relaciones sexuales son antinaturales, pecado, contranatura, etc, pues igual se ofende y critica. Aunque se diga que a él se le quiere mucho. Pero. él, también es, indivisiblemente, sus afectos. Y esos son objeto de crítica (aunque él no sea católico y no tenga esa fe!!) Y si se intenta que el Estado legisle en contra de legalizar su unión, pues igual no le parece bien y protesta.

    ¿No es legítimo?

    Sólo intento reflexionar.

    Un abrazo sincero.

  5. 5
    Daniel Pajuelo Vázquez Says:

    No es ‘un tema muy complejo’ Guillermo.
    Es una falta de respeto, sea a quien sea.

  6. 6
    Coro Says:

    Estoy totalmente de acuerdo con Guillermo y me alegro de leer opiniones como esta en donde la reflexión y tolerancia se palpa.

Leave a Reply

Pablo de Benavides Gabernet
 
A %d blogueros les gusta esto: