Jesús crucificado, las cruces, rostros crucificados

225

Jesús tu crucifijo
hace entender
las cruces más pequeñas.

Jesús, que tu otra cara
te recuerde en el cielo
nuestras caras.

Jesus! thy Crucifix
Enable thee to guess
The smaller size!

Jesus! thy second face
Mind thee in Paradise
Of ours!

Emily Dickinson

Negación de Pedro. Mirar de amor. Perdón

203
Aunque El lo olvidó yo lo recuerdo.
Fue un suceso trivial, hace ya mucho,
cuando Cristo y San Pedro,
en el atrio del Templo, junto al fuego.

“¿Tú no estabas con El?”, dijo la sierva,
“No, yo no iba con El”, contestó Pedro.
Jesús tan solo le “miro”. ¿Podría
comportarse contigo de otro modo?

He forgot — and I — remembered —
‘Twas an everyday affair —
Long ago as Christ and Peter —
“Warmed them” at the “Temple fire.”

“Thou wert with him” — quoth “the Damsel”?
“No” — said Peter, ’twasn’t me —
Jesus merely “looked” at Peter —
Could I do aught else — to Thee?

Emily Dickinson

Saber mirar. Ver (VI)

“Dickinson iba tejiendo otro tipo de épica, basada en  la gloria de lo pequeño, el misterio de lo cotidiano, la universalidad de lo doméstico y de lo privado, la insuperable incomprensibilidad de lo inmediato. Las cosas esenciales de la vida suceden a diario…ante las sucesivas generaciones de ojos que lo saben escrutar, que siempre han sido pocos, ya que se diría que hay que haber nacido con un don especial para saber ver y decir las cosas evidentes”

Juan Marqués en la presentación a

Emily Dickinson, El viento comenzó a mecer la hierba, Nordicalibros